Nunca se termina de aprender!...

www.growth.cl


...Mi trabajo es hacer preguntas poderosas…y movilizar a las personas, desde un punto de inercia, de comodidad y confort, a otro espacio, de aprendizaje y nuevas posibilidades...

lunes, 6 de enero de 2014

Olvidé mostrarte algo...


Después de nuestra conversación de Coaching de hoy
vino a mi mente esa anónima frase:

"SER IMPORTANTE ES DEL EGO
SER FELIZ ES DEL ALMA"


...

Las despedidas...


¨Goodbye Bear¨ Foto tomada de los dibujos de Mark Ryden 


Quien diga que no ha tenido despedidas dolorosas, quizá tenga mala memoria.
Las despedidas están en nuestras vidas desde tempranos momentos, quizá a medida que crecemos, dramatizamos mas con ellas...quizá estamos mas ciegos a mirar los beneficios que puedan traernos.

Despedirse de algo o alguien querido involucra siempre un duelo. Muchas veces exige de nosotros soltar el egoísmo y el deseo de no seguir creciendo. En otras ocasiones nos desafía a salir de ese espacio calentito y de confort que el apego a ese algo o alguien nos brindaba. El abandono de los objetos transicionales en la infancia bien grafica esto: Un niño que deja su tuto, el bebé que suelta el chupete,  la niña que deja su osito...

Con las personas nos ocurre algo similar... depositamos o advertimos en ellas características que las hacen especiales para nosotros. Construimos vínculos y nos aferramos al apego. Lo mismo ocurre con ciertas situaciones.

Quizá cuando creemos que una despedida no tiene sentido...es cuando mas lo tenga.
Que tenga sentido o que el tiempo nos muestre que la despedida era el camino correcto, no nos exime del dolor ni del esfuerzo que conlleva. 

Si revisas tu vida probablemente hayan muchas despedidas que has estado dilatando. Hay cosas, situaciones y personas a las que no quieres soltar por temor a quedarte sin ellas. Ese miedo nos vuelve miopes al momento de mirar con perspectiva... a lo lejos... lo que el bondadoso tiempo pueda traernos.

De que te quieres despedir este 2014 para seguir avanzando? 
Cuantas de esas cosas hoy estas dispuesto a dejar...corajudamente....?
Inténtalo, nadie dice que será fácil
Si crees que te hará bien...adelante!



sábado, 10 de agosto de 2013

El lado revelador de un "problema"



Un quiebre es toda circunstancia que detiene el devenir cotidiano y nos saca del fluir habitual de nuestra existencia. En él, algo se detiene y entonces la circunstancia nos saca de la transparencia o del automatismo con el que hemos estado viviendo. Los hay de diversos tipos, tan simples y mundanos como la caída de una tapadura en nuestra dentadura, hasta aquellos que se manifiestan tan disruptivamente como la muerte. Similar a lo que algunos llaman "problemas", la distinción de quiebres les permite escaparse de esa connotación necesariamente negativa al que el problema hace referencia. Los quiebres serán vividos como "positivos" o "negativos" según como interpretemos que alimentan las posibilidades a nuestro alrededor!

Llevo un día y medio sin poder caminar como lo hacía todos los días (el quiebre). La simple extirpación de un lunar en mi pie derecho ha significado estos días la posibilidad de poder observar con nitidez un sin fin de situaciones que en la transparencia del día a día siempre han estado ahí, pero que el quiebre viene a desempañar. Si tuviera que resumir, este quiebre me conecta fuertemente con la emoción del agradecimiento.

Como primera cosa, este quiebre me ha permitido conectarme directamente con mi corporalidad. La enfermedad tiene, aunque parezca extraño, esa generosidad: mostrarnos nuestro cuerpo, sacarlo de la transparencia y conectarnos con la importancia del órgano o sistema enfermo. En mi caso, han sido horas de aprender a valorar el trabajo esforzado del pie. Aquellos que al caminar, uno a uno, sujetan todo el peso de tu cuerpo en cada paso. Si alguna vez te has hecho un pequeño tajo en la mano, sabes de lo que hablo. Imagino como puede una enfermedad mas grave entonces abrirnos tantas conexiones. 

Mi otra pierna, ha suplido el trabajo de la que no he estado apoyando, es increíble como hasta los músculos empiezan a "aparecer". Sabes ahora que están ahí, mas bien los sientes. Tan revelador como los dolores después de mucho tiempo sin ejercitar, esos que te cuentan que tienes músculos diversos por todo tu cuerpo.

Pero lo realmente revelador de un quiebre por pequeño o grande que sea, creo que está en seguir desempañando cosas mas allá. Incluso los quiebres ajenos abren siempre la posibilidad de mirar nuestra propia existencia y poner algunas cosas en la balanza. Un quiebre siempre nos abrirá alguna posibilidad: que se manifieste lo que ha estado ahí seguramente desde siempre. Incluso de mirar aquello que nos falta! Las demostraciones de afecto y el cuidado de otros es un ejemplo. En casos en que el quiebre es aún mayor, probablemente se activan con mayor fuerza las redes y las demostraciones de amor, cuidado, afecto y apoyo. Aún así, en los casos en que estas no se manifiestan, entonces aparece la posibilidad de mirar nuestras redes internas: las propias herramientas, fortalezas con las que contamos o no -muchas veces desconocidas por nosotros mismos- para hacer frente a las circunstancias que nos acontecen. Gracias a esta mirada es que en ocasiones hemos podido sentirnos orgullosos de nuestros recursos internos. La resiliencia para que se manifieste necesita de la sentencia de "quiebre".

Este trabajo de conexión que hace el quiebre puede llevarnos al menos a dos lugares: llevarnos directamente al ego y tan solo conectarnos con lo querido y apreciado que somos, o lo desatendidos que estamos. O llevarnos a un lugar verdaderamente mas placentero y conectarnos con el agradecimiento. Aunque parezca tonto, realmente he agradecido a mi pie y mi pierna izquierda el estar ahí, sanos. He agradecido la salud del resto de mi cuerpo. He agradecido tener las amigas que tengo y su ayuda generosa en los asuntos cotidianos, agradezco el amor de mis niños y sus cuidados demostrados en detalles, la preocupación de mi familia, incluso las bromas de mis cercanos.  Agradezco a este pequeño quiebre la posibilidad de mostrarme todo lo que he visto!

Y esto no solo termina ahí, el agradecimiento es de esas benditas emociones boomerang.... de lo que va y vuelve. Nos lleva sin duda a un espacio de reciprocidad riquísimo y espontáneo. La enfermedad devuelve el agradecimiento con el propio cuerpo en forma de autocuidado. El agradecimiento a otros, así como el amor, es también la emoción vinculadora por excelencia!!! 

Cuántos quiebres has tenido últimamente que te han brindado este regalo? 
Cuántos te han permitido una re-significación?

miércoles, 10 de abril de 2013

3 X 1

Si conversar de a dos no resulta a veces fácil. Imagínese conversar de a tres. Peor aún si esos 3 son parte de una misma persona.  
Inspirada por mi amigo Jorge Milla, abro esta mi conversa interna que quizá refleje la inquietud de muchas de mi género que intentamos hacer danzar muchos roles a la vez.
Dejemos a mis otros roles descansar por un rato. Hoy el escenario es para la mamá, la trabajadora y el coach que soy.
 Aquí, entre parodia y parodia, la verdad se asoma: 


-Mamá: "Quien me manda a meterme en tanta cosa, si podría estar feliz regando el pasto de mi casa, acompañando a los niños y sin viajar tanto. Se me viene un año difícil, no se si seré capaz. No quiero descuidar la responsabilidad con los niños y el colegio"
-Trabajadora: "Que año mas fantástico se viene, será duro pero me siento feliz de estar vigente ahí en la oportunidad. Solo es cuestión de organizarse mas que el año pasado y ya está!"
-La conversa interna de Coach: Desde dónde habla cada una?.. esta mamá parece sentir miedo, la trabajadora habla desde el entusiasmo. 
Quien tiene el quiebre aquí? solo una, ambas? Cuál es el quiebre de cada una?

-Mamá: Es que me da pena a veces no estar mas presente y acompañarlos, ser mas mamá, ayudarles siempre con sus  tareas, poder siempre estudiar con ellos....
-Trabajadora: Pero si estoy haciendo que sean mas autónomos, que aprendan a responsabilizarse también por sus cosas, no siempre vas a estar. Además, no podría imaginarme sin este ritmo ágil. Se que esta pega es a veces ingrata, nos aleja mucho de casa. Me he puesto un límite, pero es que este año parece demandar mas....
-La conversa interna del Coach: Que debe aprender cada una para que puedan funcionar como un todo? quizá sin culpa y en bienestar?

-Mamá:  (a la trabajadora) es que tu las quieres todas! te metes en las patas de los caballos y me asustas a veces! No piensas que me agotarás? ya estoy soñando por tu culpa, estresada por lo que eventualmente vendrá....
-Trabajadora: y que me dices de ti? Acaso no puedes organizarte mas? Miles de mujeres trabajan a un ritmo aún mas intenso! y te acobardas por 3 días de viajar? Si no fuera por mi, estarías aburrida en casa. Te acuerdas de los primeros años que solo fuiste mamá? Yo te he dado grandes alegrías. 
-La conversa interna del Coach: Como las conecto con lo apreciativo? que dejen de recriminarse e intenten construir algo conjunto desde lo grande que hay en cada una de ellas:

La Coach interviene:  MUESTRAME ALGO QUE VALORES DE LA OTRA, ALGO QUE SIN ESO, TU NO PODRÍAS SER  EN PLENITUD?

-Mamá: mmmmm.... bueno.... ella tiene garra, siempre tiene ganas, es puro entusiasmo y energía. Pone pasión en lo que hace, inventa cosas, no se aproblema a la hora de aperrar, pone todo y le gusta la impecabilidad!
-Trabajadora: mmmmm... bueno.... es cuidadosa, tiene un ritmo relajado, light, se descomplica con facilidad en lo que no le parece relevante, vive el momento, la veo disfrutando mas el ahora con los niños, aprecia la tranquilidad, tiene humor y se chasconea mas....

La Coach interviene: mmmm... parece que son bien distintas! Entonces... escucho que quizá les gustaría traer para su rol, algo de aquello que la otra tiene? les hace eso sentido?

-Mamá: si, claro! quizá me falta poner mas de su entusiasmo en aquellas cosas de mi rol que a veces no son tan gratas, como las reuniones de apoderados y la participación en el colegio, por ejemplo. Organizarme mas, como se organiza ella....si, puede ser...
-Trabajadora: si, claro...en mi caso creo que me hace falta ese lado chascón de ella, soltar la exigencia a veces.... tomarme las oportunidades con mas relajo, ir mas despacio por la vida... quizá.

Interviene la coach: COMO SERIA ESTE 2013 SI AL ESTILO DE CADA UNA, LE PONEN ESTOS INGREDIENTES TOMADOS PRESTADOS DE LA OTRA? ....SE ATREVEN A PROBAR?

YO: Acepto el desafío! Contenta de integrar y sumar, mas que restar una parte de mi.

Gracias Jorge Milla porque mientras escribía este post, me díó espontáneamente un sin numero de luces!!!
Otras preguntas que se hizo la coach:

Cual de las dos no quiere ceder? que siente que pierde si cede un poco mas?
Cual es el dolor de la mamá? es dolor de la perdida de espacio con los niños o es dolor de no poder responder a su deber ser?
Como está siendo la trabajadora? quizá un poco egoísta?
Que es lo que ambas juntas no están viendo? que solo ven por separado?
Como construir juntas un 2013 sin sobreexigirse y afligirse aún mas?
Quien tiene que aprender a decir que no?
Quien tiene que reencantarse?
Como cada una reencanta a la otra?
Que ayuda necesita cada una de la otra?

Para mi, grandes preguntas a mi misma..... los invito a "jugar" y enviarme sus preguntas.

jueves, 21 de febrero de 2013

Confiar... Soltar...Volar




La tranquilidad asociada a la costumbre de tener el control es a veces una pseudo-tranquilidad.
Vivir en ese ejercicio puede ser bien desgastante. Lo dice una "sabionda" en el tema.


Los que andamos en ésta, entienden que el miedo es una emoción que "parecemos" conocer poco, pues poco nos aventuramos a encararnos con él... Pero en verdad estamos bien acostumbrados a hacerle el quite a ese miedo que convive en nosotros cada vez que el control juguetea y se nos pierde de vista. Ya saben, somos maestros de eso que llamamos "riesgos controlados". 

A vista de muchos parecemos bien valientes... Pero le hacemos al miedo un crossover - como en el básquetbol- tooooodo el tiempo.


Hace mucho tiempo estaba atravesada con la idea de atreverme a volar! Algo tengo con las alturas, simplemente me encantan! Pero ¿volar? Y lo peor...¿Depender de la pericia de otro? Y que tal si ese otro... Se equivoca.
En esa estuve varios años, desde la comodidad del espectador.



Confiar es todo un tema para el que gusta del control. ¿Acaso un otro puede ser lo suficientemente competente?
El cuidado es otro buen tema: ¿Puede un otro cuidar mejor de ti que como lo haría uno mismo?
Uf! Como buena amiga del control, excusas tuve miles.



Solo hasta hoy. Hoy decidí soltar. Me levanté empecinada a entregarme a la experiencia de volar en Parapente y no hacer nada. He ahí el detalle: no hacer nada, solo dejarse llevar. Confiar absolutamente en el piloto instructor. Solo disfrutar del mas bello paisaje que he visto en altura.... Un Maitencillo delicioso!



Pero no hay goce gratis en esto!
Dormir la noche anterior medio apretada y ansiosa honró a mi coherencia todo el tiempo. Un cuello duro por la mañana y unas cuantas imágenes medio fatalistas cruzaban a ratos mi traidora mente. Era don miedo, ese que como por tradición familiar lo tenemos un poco sobrevalorado diría yo. Ese al que se le asocia y agradece por la prudencia. Ese que tengo bien a raya en mi vida, pero que es bien compañero mío ("pa callao")


Camino al centro de parapente, la boca se fue secando y el corazón se apretaba un poquito mas. ¿Pero cómo? ¿El mismo cuerpo que es tan partner mío ¿ahora quería sabotearme? Como diciendo: "no te tires lesa, no es necesario!" Un poco de cosquilleo en las piernas mientras firmaba una autorización de vuelo que desligaba de toda responsabilidad a mi piloto y una sensación térmica de mas frío que de costumbre, me hacían darle otra vuelta. 


Ahí está el problema, con los años me he dado cuenta que a veces pienso demasiado!



Entonces recordé ese aprendizaje que incorporé a mi vida el 2009: JUGAR ... Y disfrutar!
Solté varias aprehensiones! Para cuando las había soltado, el piloto al que yo había liberado minutos  antes de toda responsabilidad, estaba ahora liberándome a mí de mi propio miedo... Y comencé a volar. Me sentí liviana no sólo en el cuerpo, entendí que eso era la liviandad.



Disfruté como un niño. Me reí cada vez que sentí el llamado a hacerlo. Abrí mis brazos como un pájaro y percibí cada caricia del aire frío en mi cara. Aprecié cada pequeño ser humano en la arena, lo infinito que se ve el cielo desde la altura, los distintos colores del mar y cada sensación que le regalé a mi cuerpo en esta experiencia! Acallé la mente un buen rato, pues este era mi momento, no el de ella .... Le saqué la lengua a mas de alguna presumida gaviota....volé sobre un bosque de pinos y admiré las curvas de acantilados de rocas que a pie sería imposible llegar.



Y fue increíble!!!
Agradecida de confiar ... cumplí un sueño!

Aterricé medio tiritona, ¿pero quién dice que no se puede tiritar de tanto gozar? Bueno. Un poco de miedo subió conmigo a volar. Seguro no es llegar y despojarse así como así de un viejo amigo y compañero.

"De lo bueno, poco"... Mentiiiiira!
"No hay primera sin segunda"... Esa creo que me gusta mas!




viernes, 7 de septiembre de 2012

EN LA VIDA...COMO EN EL SURF...


Tomo esta foto prestada (con permiso) de un amigo, Victor Peña, desde su facebook, movida por el valor que representa la imagen. 

Justamente ayer en una jornada de trabajo en el Cajón del Maipo, comentaba con mi equipo cuanto me gusta el mar y a la vez el miedo que le tengo. Si fuese 100 veces mas valiente seguro habría intentado surfear alguna vez! Pero olas... no solo hay en el mar.

En algún momento visualicé la semejanza de este bello deporte con un proceso personal de Coaching... enfrentarse a la ola es a veces enfrentarse a nuestros propios miedos.

Tener la experiencia de estar en pleno revolcón bajo el agua, sería como le llamamos en coaching habitar "el vientre de la ballena"... en ocasiones surfear la gran ola, también lo sería... la experiencia de surfear un desafío en la vida es probablemente similar a la mezcla de emociones que llevan al cuerpo del surfista a hacer de la tabla una extensión de él. Hombre, tabla y ola como uno solo.... fluyendo.

La analogía me parece total y poderosa! Haciendo referencia al Wu Wei de la filosofía Taoísta, hay ciertas cosas sobre las cuales no podemos intencionar mucho esfuerzo, pues si así lo hacemos, parece que desvirtuamos el fluir natural que lo saca de ser la danza que puede ser. Eso nos ocurre tanto en lo interno, como en nuestra interacción con el mundo y las personas. Seguro el surfista no puede dibujar a su antojo su recorrido, necesita tomar el pulso a la ola que lo sostiene, moverse EN y CON ella. Si el pretendiese "controlar" siempre la ola, estaría perdido. A ratos el lleva la danza... a ratos la ola se impone...es en esa conexión donde aparece la maestría del surfista. A esta habilidad le llamamos "escuchar" el entorno o el contexto y en especial escucharnos a nosotros mismos!.  

Dejar que la vida se manifiesta en ocasiones tal y como viene, CONFIAR en ella, no implica no hacer nada. A veces el mejor "hacer" es simplemente seguir su curso fluyendo con la flexibilidad necesaria para ser protagonistas a la misma vez.

Y en los momentos en que el mar está calmo, sentarnos sobre nuestra tabla a mirar. Como decimos en coaching "subirnos al balcón" por un rato, contemplarnos en la acción y contemplar lo que se viene y como se viene. Es la misma habilidad de mirar con perspectiva, la del surfista que espera la serie de olas, atento, graduando, observante... en esa observación el hombre sentado en su tabla está APRENDIENDO. También lo hace cuando se observa y sabe que está a punto de caer, entonces se lanza al agua cuidando de no salir dañado.

Mirar nuestras fortalezas internas y los recursos con que contamos para hacer frente a los desafíos, implica también tomar distancia de ellos para prepararnos. En nuestra vida, un gran momento para detenernos a observar es a veces en pleno revolcón, cuando creemos que nos estamos ahogando... tener ahí la habilidad para salirnos del agua, respirar profundo y observar (muchas veces ayudado por un otro) nos permite ver aquello que por la excesiva cercanía estamos imposibilitados de ver. 

Y así como el surfista tiene el coraje de surfear la gran ola, decidir surfear o no algunas olas personales es también tener coraje. En el mar, el que no se cuida, sabe que puede morir. Cuidarnos también implica redimensionar tantas veces como sea necesario que tan preparado estoy para decir en este momento: esta...decido correrla!!!

Y a propósito.... tu en que ola estás?



miércoles, 28 de marzo de 2012

Del paradigma de la Diferencia al paradigma de la Diversidad


Luego de la muerte de Daniel Zamudio un país entero parece despertar, unos tras la pena, otros tras la rabia y otros tantos bajo un fuerte cuestionamiento que nos hacemos como sociedad. 
Hemos estado sosteniendo un paradigma tuerto y medio cojo que habla por un lado de respeto -a medias-  y no se averguenza de guardar distancia con lo que no califica como "un igual".

¿Qué nos pasa con aquello (o aquellos) que evaluamos como "diferente"?
¿Que parte del Yo parece diluírsenos cuando estamos frente a alguien que no comparte nuestras ideas o nuestra filosofía de vida?
¿Para qué necesitamos la uniformidad de emoción, pensamiento o acción?

Seguro no ha sido facil desempolvarse las historias y creencias entregadas o por nuestros padres o nuestros credos, para mirar un poco mas allá y detenerse a observar que incluso mas allá de los aprendido, mas allá de lo supuestamente "malo o bueno", "correcto o incorrecto" o en aquel que parece diferente, siempre habrá una Persona, un Ser Humano. 

Supuestamente nuestra generación ya no discute en torno a eso, por eso quizá parece tan aberrante el crimen cometido. Pues parece bestial olvidar que por sobre todo acto o condición está la dignidad Humana.
Lo mismo creo para quienes hablan de pena de muerte en estos días... ¿nos es acaso dar con la misma mano?

Creo que estamos todavía presos entre dos paradigmas...pero confío que en tránsito.

Desde el paradigma de la diferencia, aún hablamos de tolerancia...
En el paradigma de la Diversidad quizá hablemos de respeto o aceptación

Desde el paradigma de la Diferencia aún hay una única verdad que cuenta... la mía...
en el de la Diversidad hay múltiples perspectivas y percepciones del mundo y de las cosas

Desde el paradigma de la Diferencia, aquello que es distinto, molesta, incomoda, asusta, aleja...
en el de la diversidad lo que no es igual enriquece, nutre, acopla o te muestra una nueva realidad de la cual aprender de la vida

Desde el paradigma de la Diferencia operamos aún en lo impositivo, desde el "deber ser", del cómo deben y no deben ser las cosas 
En el paradigma de la Diversidad nos movemos bajo la lógica del descubrimiento, nos conectamos con el aprendizaje en crudo... hay probablemente algo que está en ti y no está en mi y desde ahí aprendo

Quienes creen que habitar el paradigma de la Diversidad significa necesariamente ser, pensar, sentir y actuar igual que aquello "diferente" que aceptas, parecen estar mas bien bajo el paradigma de la diferencia, nuevamente tratando de igualar.

Desde el paradigma de la diferencia queremos entenderlo todo, explicarlo, medirlo, comprenderlo...
el de la diversidad no exige tanta tonta "sapiencia", apela a la conexión mas que al conocimiento experto

El paradigma de la diferencia tiene una doble faz, algo así como víctima-victimario, discriminador y discriminado....
La diversidad no entiende esa polaridad pero juega a desafiarte bidireccionalmente!: ¿cómo convivo sin discriminar con aquel que me discrimina? 

Me he estado preguntando, cuál paradigma habito....
Te has preguntado...¿Cuál habitas tu?

Si alguna vez has tenido la suerte de aprender algo de alguien que no calzaba en tu paradigma, y la suerte de descubrir en esa persona al ser humano que hay detrás del rótulo o la etiqueta que alguna vez pusiste... has tocado al menos con la punta de tus dedos el umbral de un cambio de mentalidad. 










sábado, 31 de diciembre de 2011

Cambio uvas...por propósitos!



La noche de Año Nuevo mas que seguro nos invita a mirar nuestras propias expectativas para ese Año Nuevo que nace pasado las 12. Es una noche muy especial, tiene algo de adrenalínica y algo de melancólica...vaya mezcla! Y se encarga de ser una de esas noches que no se resignan a pasar desapercibidas. De hecho, muchos planificamos con tiempo con quien compartiremos esa especial noche, lo que nos pondremos, que cenaremos, etc.

Las expectativas y deseos que nos rondan esa noche, van tomando forma unos días antes, quizá semanas u horas... nacen en nosotros luego del balance que hacemos sobre el año que se va y probablemente nadie llegue a la noche del 31 sin algún anhelo que le sea propio y lo desee intensamente, por mas oculto o silenciado que este esté.

Ahora mismo me estaba preguntando que deseo para mi en este Nuevo Año...¿Se han hecho ya esta pregunta?

Creí bueno hacérmela aunque sé que deseo muchas nuevas cosas para mi vida. Y aún así no fue fácil respondermela. Probablemente porque "nos hemos comprado" la mágica idea de que todos deseamos lo mismo: felicidad, paz, amor, etc. 

Entonces me dí cuenta que lo que deseo para mi este próximo año es probablemente algo mucho menos abstracto que eso y por tanto quizá mucho mas fácil de conseguir y trabajar. Si: TRABAJAR!!! en otras palabras IDEAR, CREAR, DISEÑAR y....CONCRETAR.

¿Qué acaso los deseos sólo se desean y se cumplen de manera espontánea? No será esa otra de nuestras ideas mágicas... No extrañamente la palabra expectativa deriva del latín exspectatum: que quiere decir mirado, visto. Y así probablemente nos colocamos año a año como espectadores a la espera de que eso que anhelamos ocurra!

Y...¿Qué pasaría si este Año Nuevo deseo para mi vida anhelos sobre los cuales pueda INTERVENIR?

Se preguntarán algunos: ¿entonces qué hacemos con las lentejas, las maletas, las uvas y toda esa chimuchina de cábalas que armamos? Debo reconocer que aunque nunca hago nada, ponen la cuota de magia que todo Año Nuevo ostenta! Para quienes acostumbren estas tradiciones, siga con ellas, las lentejas y las uvas a lo sumo engordarán, las maletas aprovecharán de ventilarse y el calzón nuevo y amarillo ... quien sabe!!!

Que mejor si en vez de cada uva que me coma esa noche, pienso un propósito para el nuevo año... una lista quizá un poco pretenciosa... pero jugada! 12 propósitos, acotados, realistas, abordables....de los cuales sortearé 3 que me ayuden a diseñar mi 2012 como el año que quiero para mi. Que mejor que sea el destino el que decida a que ponerle foco y sea yo quien Protagonice lo que deseo conseguir!

Para los que pecamos de impacientes, lo nefasto de esperar es que lo que esperas depende de algo o de alguien...

Y si este Nuevo Año te decides a ...

...¿Qué decides hacer con tu vida a contar de mañana (2012)? 


viernes, 11 de noviembre de 2011

Dimensionando el silencio...


...En eso estoy.
En eso me he quedado hoy, luego de experienciar un potente taller en el primer día de Conferencia Latinoamericana ICF facilitado por Luis Carchak, Presidente de la ICF España.


"Todo lo importante que ocurre en una conversación de Coaching, ocurre en un silencio del Coachee"


Eso te sirve probablemente si eres Coach...y si no lo eres?

¿Te has preguntado alguna vez el para qué de un silencio?

¿Has sentido el poder de un silencio? ese mismo que a veces incomoda... desorienta...

En tu vida... ¿has reparado en ellos?
Y si te brindas la oportunidad de escuchar tus propios silencios y los de otros
¿qué encontrarías ahi?...Te atreves?!!!!

Hay episodios que requieren del silencio como condición ineludible...un beso por ejemplo.

Parece ser que los silencios son a veces el preludio de algo importante...

Y mas allá aún ... parece ser que en ocasiones lo importante, viene "disfrazado" de silencio.


Gracias Luis por los aprendizajes!
...

lunes, 31 de octubre de 2011

Cuánto hace...?

Hace cuánto tiempo...
que no haces algo "por primera vez"?
Hace cuánto tiempo...
que no dejas que algo nuevo pase en tu vida?
...
Quizá a tu vida
le vendría bien un poco de aventura!
...
A qué te aventuras HOY?


...

jueves, 8 de septiembre de 2011

Cada relación es un espejo...


Extracto de la película "Angel-A" 
De Luc Besson

"Every relationship is a mirror".  Deepack Chopra.

Al relacionarte contigo mismo...
¿Con qué ojos te has estado mirando? Los del desinterés, del orgullo, del olvido, los del cariño, los de la recriminación....
¿Qué posibilidades te abre o te cierra mirarte desde allí?
¿En qué has estado contigo mismo?

Y con otros...
En cada relación parece que ensayamos y aprendemos quien somos y quien no. Tanto lo que amamos como lo detestado es reflejado por el otro y es una expresión de nosotros mismos. Entonces me miro al espejo en cada relación y tengo la oportunidad de crecer. Si observo bien, incluso hay relaciones que me enseñan sobre lo que no he sido y puedo llegar a ser.

Lo que me gusta o no me gusta del otro, ¿Cuánto tiene que ver con él? ¿Cuánto conmigo?
¿Tendrá relación con cuanto acepto o no, lo que veo reflejado? 

Si bien, me miro a través de quien soy cuando estoy contigo y esa mirada me permite aprender de mi. Puedo también mirar quien eres en esta relación. Y observar si el estar juntos nos hace bien.

El "otro", con cuáles ojos me mira? los del reclamo, los de la exigencia, los de la admiración, los de la compasión, los de la competencia....
¿Me enciendo o me apago bajo esa mirada?
¿Qué he estado haciendo o he dejado de hacer para ser mirado desde allí? 

¿Esta relación -de amor, de amistad, de trabajo- me permite crecer?
¿Esta relación nos permite crecer juntos o alguien debe morir a costa y sacrificio del otro?
Y si es así... ¿qué puedo hacer?

¿Cuántos años llevas mirándote en ojos ajenos? ¿No será tiempo de empezar a encararte?
Quizá debas mirarte primero a solas en el espejo y preguntar-te: "¿Qué es lo que ves?"
Puede ser peligroso mirarse en el espejo de las relaciones si no has conocido y no le has dado crédito primero a quien estás mirando: a ti mismo.



martes, 6 de septiembre de 2011

El efecto 21.


Como a muchos de ustedes, la tragedia de Juan Fernández me golpeó fuerte. 
Hace meses atrás había quedado impactada y prendida de la obra de Felipe Cubillos luego de leer su vida en una revista. No veo TV, pero cuando más joven no me perdí ni un solo capítulo del "Pase lo que pase" y disfruté de un Camiroaga liviano y juguetón.

Y tuve un fin de semana de mucha pena.... y me asombré de la posibilidad que se dió todo un país de estar tan sintonizado. 

Entonces comenzaron a aparecer las preguntas. 

¿Cuál es la pena?. Mas allá de conectarnos con la muerte y el dolor humano, mas allá de extrañar a los que no veremos mas....
¿Qué sentimos que perdimos?
¿Qué había en ese conjunto de hombres y mujeres, que al morir ellos, sentimos que se desvanecía brevemente en nosotros?

Los denominadores comunes parecen ser varios: la alegría, la solidaridad, la pasión, el "todos por el todos", la felicidad, los sueños. Quizá movilizadores importantes con los que nos identificábamos, los que nos hacían sentido y que sentimos que se escapan con la pérdida de cada uno de ellos...

Me conmovió tanto ver cómo un país entero NUEVAMENTE se conectaba entre si bajo el influjo de la desgracia. ¿Qué hay ahí que nos moviliza tanto?

Quizá nos estaba faltando como país y como seres humanos, conectarnos nuevamente con la vulnerabilidad... esa que de tanto estar en la rabia, en la lucha y defendiendo cada uno su feudo, se nos estaba olvidando. La misma que aparece vestida de tragedia cada vez que necesita recordarnos que cuando vivimos enceguecidos, somos como soldaditos en una maqueta.

Eso tiene la muerte que la hace tan poderosa.... increíble como nos muestra lo sutiles que somos.

¿Cuándo aparece entonces la vida realmente?
La vida  parece aparecer cuando la vivimos con sentido!!! Ahí es nuestra, y no importa lo que pase, parece que hay algo que la muerte no te puede arrebatar! Algo que trasciende. Y aquí recuerdo la imagen de una de las hijas de Felipe Cubillos, serena, con palabras de agradecimiento y esperanza... que mas! si su padre puede ya no estar, pero le enseñó a vivir la vida de una manera radical! Le dijo que entre escoger el éxito y la felicidad, no dudara en escoger la segunda. Un hombre que enseña a su hijo a conectarse con lo que realmente le importa en la vida, ha hecho el mejor regalo. Y trasciende.

Decidí vivirme la pena y tratar de resignificar esta perdida.

Como persona: para no olvidarme que la vida se vive hoy, aquí y ahora! y que los sueños hay que tejerlos, como Cubillos tejió los sueños propios y los de muchos! Para conectarme también con la alegría y liviandad, con el goce, para no olvidarme del servicio, la solidaridad y que "a mi si me importa" el otro!

Como país: para no olvidarnos que unidos hacemos la diferencia, para no olvidar que somos frágiles y que es mejor apoyarnos en el camino, para matizar entre tanta diferencia y apuntar a lo común, lo que suma, lo que nos hace Nación, para pensar más como país que como izquierda o derecha, para vivir el "Kyosei", mas allá de conceptos y colores políticos.

Ese es el efecto 21, lo que 21 personas tan distintas y a la vez tan iguales, generaron en nosotros, conectándonos probablemente con la fragilidad, con la pérdida, con lo que nos importa de la vida, con aquello que saca de la transparencia al "otro", al sufrimiento, a lo impensable. Con mostrarnos que  nada es  imposible (desde los sueños de levantar un país post terremoto, hasta la misma muerte cuando se piensa en  quien parece joven e inmortal) Ahí nos sacude la realidad que nos muestra que no todo es como pensamos....ni como queremos que sea.

Removieron un país entero.
Quizá también lo que nos sacudió ha sido darnos cuenta... lo perdidos que a ratos estamos.


jueves, 1 de septiembre de 2011

Que no despierte el gigante!!!...




El gigante dormido, ese que habita dentro y que por mas dormido que esté, mantiene atemorizados a los dueños de casa.

¿Qué puede ser mas aterrador que vivir con un gigante al cual se ha tildado de "destructivo" "imperioso" "desolador"?

Mantenerlo dormido se ha transformado entonces en un arte, un juego, una jugada necesaria para continuar con el devenir y con lo cotidiano.

En el juego de no despertar al gigante puede parecer útil como estrategia exacerbar el opuesto a la parte dormida. Si mi gigante dormido es mi Pena, moverme en la extrema alegría quizá sea la fórmula aprendida para que esa pena nunca despierte. Si mi gigante dormido es el Miedo, probablemente un actuar temerario o demostrar fortaleza extrema nos parezcan el mejor somnífero.  

La jugada llega en ocasiones a cobrar un carácter evitativo: no lo nombro, no lo reconozco, rehuyo las circunstancias y situaciones en que el gigante aparezca o aquellas que me lo recuerdan, no le permito expresarse, hago como si no lo veo, no lo escucho y no le hablo.

El gigante dormido representa toda parte de mi que no quiero aceptar. Esa parte de mi que prefiero dormida. Toda parte con la cual no he aprendido a relacionarme aún positivamente. Aquella parte de mi que no logro gestionar, o por falta de conocimiento o por haber recreado un juicio particular de ella que no me permite mirarla apreciativamente.  El desgaste que provoca mantenerlo dormido es tremendo, equivalente al de cientos de liliputienses amordazando al titán. Cuanta energía mal gastada...si en algún momento el gigante igual se levantará!

Se me ocurren otros gigantes...el de la Rabia, el de la Culpa, el de la Soberbia, el de la Indiferencia...
Cuáles conoces tu?

El gigante dormido se alimenta y crece dada mi particular forma de relacionarme con el. Crece gigante de tanto probablemente guardar y almacenar aquello que no quiero ver ni escuchar. Es aquella parte entendida como mas oscura en nosotros a la que no le hemos permitido mostrarnos su "para que".

Todos tenemos o hemos tenido uno dentro...
¿Cuál (cuáles) es tu gigante dormido? aquel que no quieres despertar...
Cómo te relacionas con él? ¿te da miedo, te da rabia, te da pena tu gigante....?

Y ... que tanto podría pasar si el gigante despierta?
Será que has exagerado las consecuencias?
No sería mejor dejarlo expresarse... si se ha alimentado tanto tiempo de nosotros... seguro nos conoce bien.

No sea cosa que estemos equivocando al personaje. Y que aquel gigante espeluznante que crees tener ahi dormido sea mas bien el ser grande que hay en ti. He visto miedos transformados en consciencia, culpas transformadas en consideración, rabias transformadas en legitimidad y asertividad, penas transformadas en protección y cuidado por el otro.

Vamos!!! ATREVETE!!!!
Deja que despierte el gigante!!!
Pero despiértalo tu, como a un niño.... cariñosamente...

sábado, 13 de agosto de 2011

Mas allá de nuestro horizonte...


Desde la comodidad de mi casa, me transporto lejos, muy lejos, al desierto del Sahara...Y me pregunto...¿Cómo será vivir como un Tuareg? Descalzo, por el desierto...vestido de azul,
el color del mundo para los Tuareg...el color del cielo
Nómada...errante....junto a mi camello.

¿Que le dirá el silencio a un Tuareg? ese silencio inmenso del desierto.
Ellos dicen, que si estás a solas en aquel silencio, oyes el latido de tu propio corazón
¡¡Y que no hay mejor lugar para hallarse a uno mismo!

¿Cómo será despojarse de todo actual paradigma?
para vivir lo completamente diferente
¿Cómo será aprender a olfatear el aire?
a escuchar la arena
a agudizar la vista,
a orientarse por el sol y las estrellas
o dejarte llevar por el camello
aquel que si te pierdes...te llevará a donde hay agua.

El mismo tiempo es otro en el desierto
No hay relojes y nada parece apremiar


Y comienzo a valorar de una manera diferente lo que tengo
Así como advierto que hay tanto que sobra...y que está de mas....

Por un rato, seré un Tuareg
o al menos intentaré serlo
Solo para conectarme con el sentido de lo nuevo,
de lo desconocido...
y de lo que no es artificial

Por el puro gusto de desafiarme, e ir mas allá de mi horizonte, de mi esquema mental.

Pero no necesito viajar tan lejos para encontrar vivencias diferentes
bastará quizá con "tomar prestados los zapatos del vecino"
y observar....

Puede que yo nunca aprenda a olfatear el aire
ni a escuchar la arena
Pero ya sé que alguien sobrevive así en algún remoto lugar

Me topo a diario con horizontes tan distintos
y mi trabajo es no juzgar
porque he aprendido que aunque estemos muy cerca
no hay nunca dos maneras de vivirse el mundo igual.



jueves, 4 de agosto de 2011

Y tu...De que color ves el mundo?...


Les dejo este corto para reflexionar sobre muchas cosas, agradezco a Cecilia Calderón por compartirlo en Facebook.

Para mi amplió la reflexión en torno a cómo vemos el mundo, ese que creemos que es solo como lo vemos desde nosotros (desde nuestro particular observador)...

Para dejar de mirar la "diversidad" como "diferencia", como INVALIDEZ o INCAPACIDAD....esa mirada nos posiciona desde la omnipotencia y desde la intolerancia...

¿Por qué creemos que quien no es igual que nosotros está siempre desprovisto?
¿Acaso aquel que es distinto no puede ver mas allá?

Nuestro mismo lenguaje es mezquino: "inválido", "incapaz", "minusválido".... acaso estando en plena completud no somos a veces mas inválidos e incapaces de cosas tanto mas simples!

Aparece en mi la reflexión en tornos a tantas capacidades que hemos coartado bajo la excusa de la "necesaria uniformidad": la originalidad, la creatividad, la intuición, etc....

Nuestra educación todavía nos orienta a abandonar estas capacidades, debemos pintar los árboles verdes y su tronco café, el cielo azul y el sol amarillo...que nunca hemos visto acaso el color de un Acer en invierno? el cielo de un atardecer?, el color de un eclipse?....

Me aparece además hacer la distinción entre una condición "de falta" invalidante y otra potenciadora: en la primera, la carencia (como situación fáctica) y el juicio de posibilidad que le sigue, nos llevan a un estado de desesperanza, resignación o resentimiento. Es cuando creemos que en nuestra condición no somos capaces...estamos inválidos de espíritu. En la segunda, la misma facticidad acompañada de un juicio de posibilidad completamente distinto, nos sitúa desde un estado anímico y un arcoiris de emociones enriquecedoras! Desde la aceptación de nuestra condición de "falta" buscamos reinventarnos y generamos estrategias nuevas, poderosas, creativas para salir adelante. Es quizá cuando hacemos mas uso de nuestros recursos internos! Le llaman Resiliencia

Diego no puede ver, pero puede oir, imaginar, soñar, interpretar como son las cosas del mundo de allí afuera!
¿Cuando no podemos con algo....¿a que recurrimos?
¿Ampliamos nuestras capacidades en búsqueda de resultados mejores?
o desertamos?

En fin...

Qué nos pasa con la diferencia?
Que aburrido sería el mundo sin ella!
...

martes, 26 de julio de 2011

Se reúne Latinoamérica en torno al Coaching en Chile!


Este 11 y 12 de Noviembre Santiago de Chile será el centro de encuentro para la II Conferencia Latinoamericana ICF.

Exploremos juntos nuevas posibilidades para el Coaching!!!

Mas información:
http://www.icfchile.cl/
http://www.conferenciaicf2011.cl/relatores/

...

lunes, 11 de julio de 2011

Cuando se es miembro de algo: ¿qué se es?


Hoy 11 de Julio 2011 paso a integrar como miembro la International Coach Federation
Como Coach Profesional paso a formar parte de una Comunidad de Coaches a nivel Global y tomo conocimiento del código de ética del Coaching: http://www.coachfederation.org/includes/media/docs/ICF-Code-of-Ethics-final-ES.pdf comprometiéndome a ejercer desde sus postulados. 

Pero mas allá de lo que implica una membresía en términos tan formales: ¿qué es?

Para mi hasta ahora es una invitación al descubrimiento....llevo muy pocos minutos aún y solo se que es un desafío formar parte de una nueva Comunidad...mas aún si se trata de la comunidad sobre aquello que tanto amo hacer! Ser Coach.

Membresía a ICF me huele a Posibilidad, Intercambio, Pluralidad, Compromiso, Contención, Aprendizaje!!! ...a "Know how"...a Confianza.

¿Cuándo se es miembro de algo,me preguntaba, qué se es?
Se es quizá lo que se espera ser.
Decir que "espero" ser un miembro (parte de un todo) con aporte y receptividad parece ser que dependiera de otro... 
Y como el lenguaje es importante...
Declaro entonces:

Me comprometo a ser un miembro con aporte y receptividad!!!

Y a estar al Servicio de este quehacer maravilloso! 





jueves, 7 de julio de 2011

Ese maldito juicio desempoderador!


Con el permiso de los entendidos y los aficionados... patudamente y desde mi total ignorancia en fútbol  me permito hablar de este grande! y tomar su ejemplo para muchas de las ocasiones en que nos vemos encadenados y atrapados por nuestra propia mente.

He escuchado y leído sobre "la deuda" de Lionel Messi con la albiceleste, sobre la "desilusión" que ha instaurado en el pueblo Argentino, sobre lo que "se espera" de él, sobre la "expectativa" que aparece flotante, cada vez que tiene la pelota en sus pies cuando viste la "camiseta traicionera".... He también escuchado cómo se responsabiliza a la falta de equipo que no le acompaña.

Si bien son muchos los factores que derivan en un gol, no deja de parecerme interesante el fenómeno que observo cada vez que este jugador intenta anotar para su selección. Explicaciones podemos conseguir muchas! para mi las preguntas y las respuestas lo invitan sólo a él.

Detrás de cada ejecución (acción) que hacemos en nuestra vida, parece esconderse un juicio y una emoción. Hagamos lo que hagamos, hay tras ello algo que nos moviliza: nos impulsa o nos retrae de determinada manera. Los resultados que obtengamos muchas veces están intimamente ligados a ello.

La carga emotiva que sustenta una jugada de Messi es quizá demasiado grande... es cuestión de observar la expectación, las miradas, los hinchas sentados en la punta de sus asientos. El peso de la historia de sequía goleadora parece aplastante. Me gustaría preguntarle como se vive los momentos previos a anotar...se viene a mi mente la imagen de segundos en cámara lenta, trabajosos, con cierta pesadez, lejanos de la fluidez del Messi del Barcelona.

Y cómo no, si los juicios pesan! Y las expectativas también. Pero no solo las de otros, pesan quizá mas las propias.

Cuáles son los juicios que nos rondan antes de los resultados esperados: cuáles son los juicios del hacer, lograr, conseguir, demostrar, cumplir.... en este caso quizá del anotar (y lo que hay tras el anhelo de anotar)
¿Qué cocktail de emociones cargo en ese hacer?
En palabras simples, ¿que hay en mi antes de accionar?
Eso que hay, ¿me está ayudando? ¿me abre o me cierra posibilidades de conseguir lo apetecido?

¡Que sentido tendrá hoy un gol para Messi? Será el mismo de hace 2 años atrás?...

¡Con que se conectará segundos antes de anotar?
Con su brillantez?...con su DEBER?...con pagar LA DEUDA?
¡Que emoción le embargará?
Será Pasión? ...Ansiedad? ...Miedo?

¡A quien "te debes", Messi?
Quizá la primera deuda que tienes, la tienes contigo.... con liberarte y descansar de expiar alguna pesada "culpa"?

La fluidez aparece en el cuerpo, cuando se asienta en los pensamientos!
La fluidez se hace ama y señora....cuando las expectativas se han ido!
Parecen no ser amigas.

"Wu wei" Messi!!!!

martes, 5 de julio de 2011

Trascendencia 2.0


Una nueva manera de trascender...

Me preguntaba hace un rato si un blog vale???? yo creo que si!!!!
Ya tuve tres hermosos hijos
He plantado muchos árboles, para ser exacta, mas de 80...con ayuda, claro!
Y este blog...que representa mi pasión convertida en líneas

Un libro?...está "humildemente" en mi mente hace un año 
Quien sabe....

Trasciende mi esencia también en mi quehacer
Cuando pongo todo mi Ser al servicio del alguien
de su crecimiento y aprendizaje!

Y si trascender es ir mas allá de algún límite
es algo que todos podemos hacer 
se llama APRENDIZAJE
aún cuando no seas padre, 
no escribas nada 
y no hayas plantado un árbol

El sentido de trascendencia nos acompaña de manera ancestral
Pero hay otro "ir mas allá" mas inmediato, mas cotidiano
Y es el mirar y -quien sabe- atreverse a "cruzar" nuestros bordes
aquellos muchas veces imaginarios y autoimpuestos

¡Cuáles son tus límites?
¡Son tan reales como aparentan ser?
¡Qué otras maneras de trascender conoces?
...





viernes, 24 de junio de 2011

Un encuentro con los dioses!



"El tiempo que pasamos riendo...
es tiempo que pasamos con los dioses"


                                             Proverbio Chino


A que hora quedaste de encontrarte con ellos hoy?
Invita a alguien mas...





jueves, 16 de junio de 2011

Feedback ....para todos!!!


Para comprar un aparato tecnológico, buscamos el parecer de los usuarios. Para poner un nuevo producto en el mercado, estudiamos lo que opina el consumidor. Para contratar o promover a alguien, pedimos referencias. Al parecer el feedback importa...y le creemos.

Pero ¿que ocurre en nuestras relaciones laborales? ¿Le estamos dando el setting que realmente merece?

El feedback (ida y vuelta) como le han llamado, parece en muchas empresas quedar relegado a ese micro espacio de conversación intima en que el jefe, hace uso estratégico de los desempeños positivos de su colaborador, con el fin de llegar suavemente al punto álgido: el desempeño deficiente. Algo así como una suerte de lubricante para el ácido.

Pero...¿Cuál es el real sentido del feedback?
¿Debemos solo asociarlo a corregir una brecha en el desempeño?
¿Debemos solo acostumbrarnos a recibir feedback?
¿Están nuestros jefes dispuestos a recibir feedback de sus colaboradores?
¿Están los colaboradores preparados para dar un feedback poderoso para el buen desarrollo del otro y del clima laboral?

El feedback debe ser una oportunidad de crecimiento y mejora. Quienes no lo perciban así, seguramente no estarán preparados ni para otorgarlo ni para recibirlo. 

Hacer uso del feedback solo como parte de un proceso de evaluación de desempeño, es restarle poder y eficacia en el día a día. Es reducir a nada la eficiencia de un fenómeno que está presente en todas y cada una de las interacciones diarias en nuestras relaciones humanas. Sin ir mas lejos, damos y recibimos feedback todos los días!!! Los movimientos, los gestos, la ropa, el tono de voz, las miradas, el cuerpo, el lenguaje del otro....son elementos de re-alimentación para nosotros. Damos feedback todo el día, a nuestra pareja, a nuestros hijos, a los compañeros de pega, a nuestros jefes, al colegio de los niños, a los amigos, etc. Escuchar lo que decimos y nos dicen, es estar en medio del efecto feedback.

Agradecer, es otro potente modo de re-alimentar aquello que valoramos del otro. Conlleva una disposición especial, la cual estamos quizá poco acostumbrados a presenciar en nuestras empresas, una mezcla entre humildad y admiración.  Un jefe que agradece distintivamente a un colaborador por una determinada conducta, hazaña, logro, etc., es un líder que poniendo a descansar su cargo por un rato, supo conectar de igual a igual con el sentido ultimo de esa persona. Un colaborador que agradece a su jefatura, es también un líder en cuanto remueve cosas y genera que aquel que está a la cabeza, se detenga un minuto para mirarse y mirar aquello que está haciendo bien.

Para que el feedback alcance su real potencial dentro de un equipo o una empresa, debe ser multidireccional!
De poco sirve el feedback "en picada", aquel de arriba hacia abajo, si aquellos que están a la cabeza de la organización no están dispuestos a cuestionar (se) sus modos habituales de ser y gerenciar y dan cátedra de poca plasticidad mientras piden cambio a sus colaboradores.

El feedback es mas que un proceso, puede ser vivido como un estilo relacional, una manera de interactuar, incluso de vivir. Es el arte de ser espejo por un rato y permitirle al otro verse y -con una mirada apreciativa- tomarse la foto de los errores y aciertos, con la única finalidad de crecer y aprender. Pero ojo, te permito que te mires, no impongo la imagen que tengo de ti! Te permito observarte en determinado dominio, no hago un juicio estático e irrevocable de la persona que eres, solo miramos juntos tu actuar.

El contexto para que ello ocurra es primordial. La contención y el diálogo abiertos, el soltar los juicios, la confianza y apertura para escuchar son elementos fundamentales. El contexto involucra también la contingencia: la importancia de brindar feedback cuando sea necesario, ahí cuando aparezca la oportunidad de mejora, la oportunidad de agradecer, la oportunidad de mirar la herida o las alas! no cuando el sistema nos indica que ha llegado la fecha de la evaluación de desempeño o cuando la rabia nos impulsa a cantar la cartilla de desaciertos. 

El historial es también importante. Una jefatura que posiciona una cultura de feedback no solo negativo, que valora el agradecimiento, que está atento a mostrar las oportunidades de mejora y que por sobre todas las cosas, está abierto y dispuesto a recibir "de vuelta" de sus colaboradores, abierto a la indagación del parecer del otro y se muestra interesado en crecer y cambiar, es una figura de aliento, similar a la de un padre que reconforta, valora y aprecia lo bueno y que en ocasiones castiga, cuando es necesario.... el compromiso que tenemos con esa figura es altamente mayor!

Feedback para todos!!! Multidireccional y multi-dimensional ¿por que no? Quizá sería bueno comenzar a hurgar en otras dimensiones del ser que hemos dejado de mirar en la empresa. Dimensiones fundamentales que hemos tachado de poco relevantes para trabajar.
Pero para todos!!!

Ya tenemos empresas en Chile que han situado el paradigma de la receptividad junto al del Liderazgo. BEME es una de ellas, con su "matriz de escucha" y su "Directorio de Nuevas Generaciones" en el cual colaboradores con un alto compromiso y buenos resultados, que llevan entre 3 meses a 1 año de pertenencia en la empresa, se convierten en asesores durante un año, de la Gerencia General. 

Que mejor muestra de valoración del feedback como oportunidad de crecimiento, para todos, no solo para algunos.

Publicado también en: http://www.culturizando.com/2011/06/feedbackpara-todos.html


lunes, 6 de junio de 2011

El juego de hoy...


Hoy... en vez de acomodarte en una certeza
te desafío a aventurarte a una PREGUNTA

En vez de quedarte en el "ya lo se"
a buscar en el "y si no fuera así???"

Entre sentarte cómodamente sobre el statu quo
no preferirías viajar colgando del "me quiero sorprender"
Es mas audaz!!!!

Te imaginas la cantidad de sorpresas que te esperan a la vuelta de la esquina
cuando el mundo comienza a ser vivido
desde una pregunta?

La acidez del "yo tengo todas las respuestas"
mata la sorpresa...
destierra al aprendizaje...
y produce miopía!!! ... Si!
pues no vemos mas allá de nuestras narices.

Viví tantos años en la certeza...
Hoy llevo en mi cartera un signo de interrogación
y otro de exclamación

El primero es para cuando me hago las preguntas
el segundo para cuando la sorpresa me inunda!

Hoy...cuando te creas mas seguro de afirmar algo
de sentenciar alguna cosa
de ya saberlo todo
detente!
HAZTE UNA PREGUNTA

Y de vez en cuando llevatela a casa
a tu almohada le gustan!!!

El poder de una pregunta no radica en su respuesta
algunas ni siquiera tienen respuesta
(....esas son las mas entretenidas)

Su poder está
en que multiplican posibilidades
te invitan a la tolerancia
y te regalan asombro

Asombro?
Como cuando niño y descubriste aquello que no sabías!

viernes, 27 de mayo de 2011

Los sonidos de las palabras


Hace un  tiempo atrás comprendí que las palabras tienen algo así como 2 tipos de sonido, un sonido verbal-auditivo y un sonido de "resonancia" (interpretativo).

En el primero las palabras parecen ser solo oídas, es el espacio donde el oído juega un rol preponderante. En el segundo las palabras comienzan a cobrar vida y se hacen escuchar. Es el espacio donde el oído, que ya no se la puede solo, llama al cerebro para la tarea de interpretar. En este espacio ha sido invitado a participar nuestro cerebro límbico (embajador del mundo emocional) y el neocortex (donde reside la capacidad de razonar y del lenguaje)

Y aunque no lleguemos a comprender muy bien que sucede a nivel fisiológico, todos seguramente hemos alguna vez experimentado la vibración de las palabras! Hay palabras que al escucharlas, nos quedan "como sonando"...re-sonando y ese resonar no tiene que ver con el oír, si no mas bien con el escuchar. Tiene que ver en gran medida con lo que Austin llamó Actos Perlocucionarios del lenguaje: las consecuencias o efectos de lo que decimos o escuchamos. El que nos pasa con eso que escuchamos!!!!

Hace un tiempo atrás llegué a la conclusión que había una palabra que me hacía bastante ruido. Cada vez que aparecía, ahí estaba yo haciéndole el quite. Esa palabra era "EXITO". La escuchaba diferente según de donde viniera:  si me la deseaban, genial! era hasta bella, mientras no fuera mía, todo bien. Pero salir de mi boca....era improbable. Decir que andaba en su búsqueda, peor!!! Hasta hoy cuando ya nos estamos amigando, le tengo aún respeto y la uso con cautela. Ja! No ofrezco éxito en tal o cual asunto, por ejemplo, como resultado de un Programa de Coaching. La uso probablemente mas en otros dominios! Entonces:

Que escucho cuando escucho "EXITO"?
Que interpreto?
Que me incomoda de ella? o dicho de otra manera: cual es el juicio que he hecho de ella?


Un amigo me comentaba hace unos meses atrás, que no le gusta usar la palabra "CULPA", que cuando la escucha le molesta escucharla y prefiere buscar otra que la reemplace. Me acordé de mi "EXITO" y le mostré como no es inocente cuando algo nos molesta! Le pedí que mirara -como había mirado yo tiempo atrás- como andaba esa palabra en su vida... Y se desplegó una tremenda conversación!.

 Para escuchar el cascabeleo de ciertas palabras, necesito estar muy conectado con lo que me pasa internamente, también con mi cuerpo. Necesito silencio interior, estar en  "presencia consciente". Atender a esa sutil vibración que me dejan algunas palabras, ¿para qué?, para aprender finalmente mas sobre quien soy. ¿Para que? para poder ser mas efectivo en mi vida.... y por que no decirlo! mas exitoso en mi devenir relacional! :)

Descifrar la vibración de aquellas palabras que nos incomodan, es descifrar mi observador. Lo que escuchamos habla mas de quien somos, que de lo escuchado! 

Te propongo un juego: cuando converses, veas televisión o escuches la radio en tu auto camino a casa (este ultimo es muy buen ejercicio) predispone una escucha atenta. Intenta escuchar el cascabeleo de las palabras! no fuerces nada, puede que nada te llame la atención, pero si alguna palabra te hace ruido detente ahí y observa:

Que relación se establece entre tu y esa palabra? (gusto, disgusto, te incomoda, te atrae, etc.) 
Cual es el juicio que tienes de ella? de lo que simboliza?
Puedes mirarla en tu vida? como andas con ella?
Que relación hay entre lo que te pasa con esa palabra y el observador que eres del mundo (quien tu eres)?
Y mira...que relación tiene con tu discurso histórico (familiar)?...que se decía (explicita o implícitamente) en tu casa sobre ella? 

En fin... escribela... mírala...pálpala....escúchatela.... ¿que te quiere decir? 
Hay palabras que se escuchan como el sonido del mar en una caracola...resuenan y hacen eco!



lunes, 9 de mayo de 2011

¿ESTA ES TAMBIEN TU CASA?





SI ES TU HOGAR...

¿COMO CUIDAS LO QUE TIENES?
¿QUE HARAS PARA HEREDARSELA A TUS HIJOS Y TUS NIETOS?

ME QUEDO CON ESTAS PALABRAS:

" (...) Nuestra Tierra reposa sobre un equilibrio en el cual, cada uno tiene su lugar y solo existe gracias a la existencia del otro (...)"

Ver película: http://www.youtube.com/watch?v=SWRHxh6XepM

jueves, 5 de mayo de 2011

"Gracias mamá!!!..."

No es fácil para mi escribir estas líneas. Me conmueve hacerlo. Pero se que en esta conmoción aparece lo mejor de mi y me atrevo! Busqué largo rato un nombre para este post y no fue fácil. Será que no hay mejor manera que nombrar las cosas que por su sencillez? Entonces acudí a lo que siento y quiero: acercarlos a la gratitud...esa misma gratitud que quiero expresarle a mi madre, que se que ha leído estas líneas antes siquiera de yo haberlas escrito.

Cuando mi madre murió, en Diciembre del 2009, todo mi ser estuvo al servicio de sostener a otros y enfrentar "la despedida" con un animo que inyectara alegría y esperanza a mi familia, quizá mi juicio -fundado o no- en ese instante era que ellos no tendrían a la mano los recursos disponibles para no fundirse en la pena. Todo ello ocurría sin mediar mucha conciencia. En ese espacio me permití acercarme mucho mas a mi padre y mis hermanos, desde una vereda distinta a la que habíamos interactuado por largos años, me di permiso para muchas cosas... me atreví a entrar a espacios que a otros les cuesta compartir: meterme en la fragilidad, en la emoción, en la pena, incluso en la alegría...llegar al corazón, con menos temor del pudor del otro. 

Ese mismo año 2009 la sincronía de la vida me había preparado un espacio de aprendizaje y transformación personal que sin saberlo me ayudaría a mirar la vida y la muerte con nuevos ojos. Lo que yo comencé creyendo que sería un aprendizaje al servicio profesional se convertía entonces en herramientas para mi vida y la de mis mas queridos! 

Cuando un ser parte de este mundo, deja un espacio que nos parece vacío. Se instauran la falta, la pena y el temor. Pero mas allá de ello, ese espacio abre la posibilidad mágica de movilizarnos a ensayar nuevos estilos vínculares y gestar también nuevos vínculos. La configuración familiar parece cambiar, no solo en su estructura, también en su esencia. Es como si aquel que parte nos regalara generosamente la oportunidad de "jugar a ser otros distintos" de mirarnos a las caras, de volver a conocernos, de re-conocernos. Es como si nos regalara un empujoncito para tomar coraje y atrevernos a ser y hacer con nuestra familia aquello que tantas veces hemos deseado. 

El que parte, nos regala además con su partida, la posibilidad de nuevas conversaciones...aquellas que nunca sostuviste antes: sobre la muerte, sobre la vida, sobre el amor, sobre la unión, sobre el futuro... nos permite hablar sobre él incluso de una manera distinta, de honrarlo. 

La pena -y en ella la perdida-  aunque no lo veamos tan claramente, puede ser una emoción sumamente movilizadora. Al conectarnos con lo que nos importa nos deja libres para hacer algo con ello: o solo lloramos o nos despercudimos para disfrutar y agradecer lo que tenemos, para honrar el amor que tenemos por quien se ha ido, encarnándolo en quienes aún están a nuestro lado.

Le agradezco a mi madre por la maravillosa posibilidad que me ha dado de vivir la muerte como un regalo, por habernos dejado su gran espacio convertido en nuevos lazos, por haber provocado con su partida, la llegada de tantos bellos recuerdos de la infancia olvidados que hoy me remecen en mi rol de madre y me abren un nuevo futuro con mis hijos, por permitirme descubrir que hay dentro de mi al enfrentar el dolor, por permitirle descubrir quizá lo mismo a mis hermanos, por alumbrar seguro cosas nuevas en mi padre...Gracias por despertar la curiosidad de mis niños sobre ti y escucharme a mi misma hablar de su "Lala" desde la alegría. Gracias por instaurar la pausa a tiempo, para mostrarnos a los que estamos, que tenernos ya es suficiente regalo.  

Gracias mamá!

Publicado también en Newsletter Newfield http://www.newfield.cl/newsletters/junio-2011/gracias-mama